1 Visualizaciones
0

Todos sabemos a lo que va el senador en sus escapadas nocturnas, y en Chardaan trabajan sin descanso para tunear la lanzadera con cristales tintados, suspensión baja y minibar. Porque…

“No hay mejor guateque alrededor,

que el de la lanzadera del Senador”.

Lo que vamos a necesitar

  • Una moneda
  • Un palo
  • Masilla o pasta de modelar
  • Pinturas
  • Cartón
  • Poner música cachonda de fondo

 

Empezaremos cortando el palo, un poco más corto que la altura del stand de plástico original; el palo debe ser un poco grueso, para aguantar los meneos de vuestras manos de mantequilla, así que podeis usar un palo de pincho moruno, un pincel jubilado o unos palillos chinos.

Para preparar el cartón, tomaremos como referencia la longitud de un Ala-X, más o menos, sin finuras, a ojo, y trataremos que de largo sea como el Ala-X, un poco más estrecho. Lo siguiente es dibujar una…

lanzadera-2

Caprichos del senador.

lanzadera-3

Sobre la masilla decir que podéis usar la mítica Miliput Yellow-grey de 6 pavos o también podéis usar pasta de moldear, que en un comercio asiático vale un par de euros; su uso es muy parecido y los resultados también; sólo hay alguna diferencia en el proceso, y es que la masilla de modelismo tiene alguna propiedad adhesiva y la del chino no, por lo que después hay que pegar bien las partes para que no se suelten.

En este caso utilizamos la masilla de dos componentes, que en naves pequeñas no hay que usar tanta cantidad (las naves grandes siempre las haremos con la barata). Ya sabéis, mezclar bien los dos componentes y luego volverlos a mezclar bien. Esta masilla se trabaja humedeciendo las herramientas o los dedos para evitar que se pegue a los mismos, y luego lo usamos como usábamos la plastilina en prescolar, ¡sí! Esa plastilina que olía a aceite de Z-90 y que ya no tenía un color definido.

También recordamos reservar un poco de masilla para hacer la base, en este caso usamos una moneda como base, porque da peso y estabilidad y porque así podremos ponerla sobre el token de la lanzadera y no tapar los stats. El tamaño perfecto es la de 20 céntimos. La unimos al palo con la masilla.

Otra ventaja de la masilla de modelismo es que reacciona rápido y en un par de horitas estará solida, a diferencia de la pasta, que es muy húmeda y tardara más.

¡Sólo queda unir el soporte a la nave y a pintarla! Básico ponerle una capa de imprimación negra, o pintura negra un poco diluida en agua para que la pintura llegue a todos los recovecos, y así tener una base para pintar a gusto como un arbusto.

El truco del almendruco es pintar las lineas finas con un rotulador indeleble o de escribir en CD, así evitamos el mayor problema de pintar líneas a pincel, que es la continuidad de la línea. Y es que con pintura empiezas la línea de puta madre y terminas que parece que la ha pintado Michael J. Fox, porque como quieres que la línea sea angosta… le pones poca pintura, y a la mitad de la línea te quedas sin pintura en el pincel y hay que volver a empezar, y aquí suele liarse petarda, ya no parece una línea… parecen dos, entonces juntas las líneas y ya la línea parece más gruesa; en fin, que el rotulador os facilitará los detalles. Aunque siempre podéis acceder a los artículos de pintura, donde los amigos Urifici y Julio nos explican los mejores trucos para no tirar de rotus chungos, pero en esta sección somos el Escuadrón Canalla, ¡y aquí sólo chapuzas!

Hay algo que nos dimos cuenta pronto, en las primeras partidas, y es que mientras juegas, estás al tanto de tantas cosas que no te fijas en los detalles de las naves, vamos, que hasta se te olvida alguna acción… Con esto queremos expresar que no hace falta que las naves rebosen detalle o sean totalmente fieles, mientras queden resultonas y representen lo que deben.

Y para concluir, decir que no podemos concluir por qué un carguero ligero, que puede transportar por ejemplo papayas, es la hostia, y en cambio una nave que lleva un importante miembro del senado es una ful… ¡Y así nos despedimos! La próxima… un Ala-Y, ¡o la que nos de la gana!

Aunque si tenéis alguna idea o capricho, ¡enviadnos qué nave os gustaría que hiciésemos y os contamos cómo la hemos hecho!

 

Cambio & Corto.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *