2 Visualizaciones
0

“Hace mucho tiempo, en galaxia lejana, muy lejana…”

Con estas palabras comenzaba en 1977 no sólo una película, sino la creación de todo un universo. Star Wars nacía a finales de los 70 tras una larga gestación creativa, protagonizada por un señor de California fan de las películas de Akira Kurosawa, George Lucas.

Casi 40 años más tarde, aquella película basada en obras como Flash Gordon, Los Siete Samuráis, Buck Rogers,…ahora forma parte de toda una saga que ha derivado en un subgénero propio dentro de la “space opera”. A su alrededor, y al de sus dos secuelas, se han escrito libros, dibujado cómics, animando series infantiles, programado decenas de videojuegos, diseñado miles de artículos de merchandising… y criado a varias generaciones de niños, que ahora enseñan a sus hijos “los caminos de la Fuerza”.

Hoy, 4 de mayo, debido a un juego de palabras en inglés (“may the forth” similar a “may the force [be with you]”, de la frase “que la Fuerza te acompañe”) se celebra el día de Star Wars y, aprovechando la ocasión, los mercenarios os contaremos cómo descubrimos la saga y qué ha significado para nosotros; empezando por un servidor.

 

Xavi Leonhart

“Descubrí Star Wars de casualidad cuando tenía cerca de 5 años, cuando mi padre puso en la tv el canal de nueva emisión Telecinco, y la primera cosa que vi fue a un anciano Yoda envuelto por un paisaje pantanoso. Lo admito, me dio mucho miedo y no quise ver más. Pocos años más tarde, cuando me inicié en el mundo “friki” (muy poco común en su momento) me prestaron la saga en VHS…y creo que fue la primera cinta que quemé de tanto pasarla por el reproductor. Por suerte, el daño fue reparado.

Desde entonces, he devorado todo lo que ha aparecido de la saga, desde juegos como los Dark Forces hasta el reciente Battlefront, series de dibujos como Droids o Los Ewoks, comprado mil camisetas y figuras (especialmente del sr. Boba Fett),… vivo siempre con algo de Star Wars cerca, y gracias a la saga me he aficionado a la ciencia-ficción y a la ciencia (real), ya que creo que a través de ella (dentro de mucho tiempo, en una galaxia no tan lejana) podríamos llegar a dar vida a aspectos de su universo.

Me podría extender mucho, pero quizá en otra ocasión. Nos leemos, y que la Fuerza os acompañe.”


[clear]
[margin_10t]

Ness

“Pues yo tendría unos 10 años y estaba de vacaciones en casa de unos familiares en Madrid y mi primo me puso el VHS de Una Nueva Esperanza y la verdad que me quedó un buen sabor de boca. Cierto es que luego las pelis siempre me gustaron, pero no le hice mucho caso al universo Star Wars, pues no había cosas muy atractivas para mí (los videojuegos de simulación no me gustan, aquí no había una cultura de merchandising como hay ahora…), así que todo pasó muy desapercibido para mí.

Pero, cuando salió el X-Wing, juego que estaba deseando desde sus anuncios en el proceso de producción, ya que estuvimos a punto de comprar el Wing of War (su antecesor), todo el hype por X-Wing surgió poco a poco, y los 2 últimos años ha sido más bestial, intentando pillar cositas simples (llaveros, tazas, alguna figura…) de Star Wars.

La verdad es que yo soy más de fantasía épica (El Señor de los Anillos es una pasión), y no me gusta nada, pero nada la ciencia ficción, y menos la ambientada en el futuro, droides, cyborgs, el espacio… Pero Star Wars me flipa, tiene un no sé qué muy especial que me llega muy dentro de mi pecho de Wookie.

 

Me voy a despedir con una gran frase de las películas: “GGWWWRGHH” Chewbacca en Una Nueva Esperanza.”


[clear]
[margin_10t]

Salvi

“Hace mucho tiempo, en ciudad lejana, muy lejana…”

Un niño que iba junto a su padre pasó por delante del cine local observando el estreno semanal: un cartel acompañado de los fotogramas que se exponían en aquel entonces para llamar la atención donde se veían naves, alienígenas peludos, un planeta helado y unas grandes letras que prometían acción y aventura. Pidió a su padre pararse para observarlo y ahí fue donde se produjo el big bang de lo que se transformaría en una gran fascinación por un universo que no ha parado de crecer desde entonces.

Desde aquel momento he intentado, en la medida de lo que podía permitirme, conseguir todo lo que podía llegar a mis manos: figuras, posters, etc. Siempre priorizando cómics y novelas que me adentraban cada vez más en una lejana galaxia, observando desde la distancia las peripecias de sus protagonistas.

Y así fue como, entre otros artículos que iba atesorando, poco a poco llegó a mis manos hace unos 3 años aproximadamente un nuevo juego consistente en una caja que contenía tres figuras que representaban las naves de la afamada saga galáctica y que prometía horas y horas de diversión.

Esa caja no hizo sino abrir más puertas, tener nuevas aventuras, compartir experiencias y atesorar no nuevos tesoros si no algo mejor: Nuevos compañeros.

 

Espero que todo esto que empezó “Hace mucho tiempo, en galaxia lejana, muy lejana…” no llegue a su fin: “Recuerda, la Fuerza estará contigo, siempre”.”


[clear]
[margin_10t]

Vafalungo

“A mí siempre me han encantado las naves y duelos espaciales y Star Wars es la primera película que recuerdo que consigue transportarte dentro de una nave, volar, sentir la emoción de los disparos… Eso es lo que más me atrajo de las películas.

Siempre me han gustado los juegos de ordenador y no faltaron los míticos X-Wing y TIE Fighter y múltiples extensiones. Recuerdo que incluso me compré un joystick para poder sentir mejor cómo manejaba esas naves.

Así que era obvio que un juego de mesa de las naves de la película me iba a atraer al “Lado oscuro”. Si a eso sumamos que, con las nuevas pelis, el hype sube hasta el infinito y más allá (bueno esto es de otra peli, pero es lo que pasa cuando tienes peques…), creo que mi nivel de fan de Star Wars ha subido al máximo.”


[clear]
[margin_10t]

MiguelSith

“Bueno, es difícil decir cuándo empecé con Star Wars, ya de bien pequeño jugaba con espadas láser y Darth Vader era el malo más malo de todos, pero no era un fanatismo muy grande; conocía las películas y poco más, fue con mi intrusión a lo comics y con la inminente llegada del Episodio VII con lo que amplíe fronteras y llegó el verdadero fanatismo. Mi llegada  al juego fue inevitable, el primer paso que di hacia el juego fue gracias a Scratch Attack, unos verdaderos artesanos y paisanos míos que suben videos a Youtube, a los que sigo desde el principio. Les compré unos meteoritos y un planeta (curiosamente, siempre empiezo un hobby por la escenografía antes que por el juego en sí), os recomiendo verlos, son unos cracks y aprendes mucho con ellos, les mando un saludo desde aquí.

 

En definitiva la llegada del Episodio VII  y el nuevo canon me han servido para introducirme en este universo de ficción tan rico, y para limpiar todos mis ahorros, pero eso ya es otra historia…”


[clear]
[margin_10t]

Leyre

“¿Que cómo ha influido Star Wars en mi vida? ¿Por dónde empezar? “Por el principio”, como diría mi abuela…

Mi primer contacto fue con unos 6 años y un padre algo “friki”. Me desperté una noche que eligió para ver esta tercera parte mítica que había conseguido grabar en VHS y la curiosidad hizo que yo cotilleaba oculta entre las sombras justo cuando aparecía en escena un hombre calvo, muy feo y con una armónica… medio aterrada volví a la seguridad de mis sábanas. Sucedieron varios años antes de que decidiera “coger al toro por los cuernos” y ver las 3 pelis de las que me había hablado mi padre así que, unos cuantos paquetes de palomitas y 373 minutos después, ya era una auténtica forofa de todo lo que tuviera que ver con Star Wars.

A día de hoy me viene una frase a la cabeza… “El miedo es el camino hacia el Lado oscuro. El miedo lleva a la ira, la ira lleva al odio, el odio lleva al sufrimiento. Percibo mucho miedo en ti.”, y es que una cosa ha ido llevando a la otra. Mi casa está empezando a ser decorada según la Fuerza (lámpara decorativa y de salón, sable, figuritas, pósters…) mi estética; imperial total (camisetas, bandolera…) y en mi día a día se ve reflejado en mis hobbies (cómics del universo expandido, X-Wing todos los sábados y muchos días entre semana y Mercenarios de la Galaxia, ¿cómo no?).

¿Qué me deparará el resto de mi vida? Espero que mucho más, aunque por el momento, mi idea de casarme como Darth Vader tengo que desecharla, pues el jedi de mi novio nunca accedería a tal evento… ¿o sí?

 

“Siempre en movimiento está el futuro” – Yoda.”


[clear]
[margin_10t]

Fran_Madrid

“Yo he sido bastante tardío en el mundo de Star Wars… Había visto las pelis, pero por unas cosas u otras no había terminado de verlas o no había calado en mí.

Un día, hace unos 3 años, entré en Panzer y vi que estaban jugando una partida, me gustó, empecé a jugar y a meterme de lleno en el mundo de Star Wars. Además, a mi mujer le encanta el merchandising de la saga… Por lo que hemos comprado algunas cosas, de hecho estamos con la colección de cascos. Por si fuera poco, mi hijo mayor se está aficionando mucho a la saga a través de Star Wars Rebels, que le flipa enormemente.

En diciembre, cuando estrenaron El Despertar de la Fuerza, pude sentir lo que otras personas hace 30 años sintieron, ya que estaba deseando verla y, cuando empezó la música y el cartel con la tipografía, pude sentir una inmensa emoción.

 

Ahora ya me encanta todo lo de este mundo galáctico y además mi hijo viene muy fuerte, se conoce a muchos personajes de la saga, tiene una espada láser de Ezra y un R2-D2 que le encantan… Así que el futuro está asegurado.”


[clear]
[margin_10t]

Teseo

“Pues mi caso es como el de otros tantos. He conocido Star Wars desde siempre, viendo sus películas cuando encontraba hueco, algún producto suelto, etc… Pero nunca fui un gran aficionado a todo este universo. De hecho, hace no mucho, volví a ver la saga original, ya olvidada, y me pareció muy floja, argumentos de telenovela, romances demasiado obvios y actores, salvo excepciones, flojillos (todo esto me va a costar un disgusto… :P). Pero lo cierto es que, aunque no sean las mejores películas por separado, la saga supuso una verdadera revolución en los distintos ámbitos que la rodean (libros, merchandising, videojuegos, juegos de mesa…), tanto que hay gente que es fanática de alguna de sus ramas, pero no de la saga original. ¡Y eso es magia!

Centrándome en X-Wing, lo seguía cuando se empezó a expandir la noticia de un “Wings of War” basado en Star Wars, con mejores reglas, más control en los movimientos y, por supuesto, un tema mucho más atractivo. Me compré el core cuando no había otra cosa y jugábamos 4, cada uno con su core, en partidas por parejas de las que te explican en su reglamento original (y que no he vuelto a ver, igual nos las inventamos…). Desde ahí la historia se repite, compraba todo lo que salía, me apuntaba a todos los torneos que podía y acumulaba navecitas en la estantería hasta tener el hangar que tengo hoy.

 

¡¡He visto llegar a este gran juego desde la cuna hasta el gran momento que vive hoy día y espero que el futuro sea aún más increíble!!”


[clear]
[margin_10t]

Darth Buey – Escuadrón Canalla

“Conocí X-Wing de reojo, como cuando mirabas a la chica guapa de clase, desde lejos, con temor, pero totalmente atraído, fue en pleno Aste Nagusi, fiestas de Bilbao, que me acerqué al torneo casual que se organiza en plenas txoznas, los organizadores se portaron y me dejaron unas naves, me pillé un kalimotxo y a chocar naves. Gané una partida y un vicio incontrolable.

Para mí, Star Wars es un caso único, cuando su universo y criaturas nos cautivaron a todos, montaron nuestra imaginación en un Ala-A a toda velocidad y despegaron para no volver. Por mi edad, me tocaron primero las de los Ewoks, películas que atesoro con mucha nostalgia, mis primeros pasos en el universo de Star Wars. Más adelante y con un poco más acné pude ver las pelis originales, ante la entonces inminente llegada de los clones y los gungans, de los que no vamos hablar mal porque hoy es el día de Star Wars.

Es una lástima no haber visto las originales, sin algún CGI nuevo incluido en alguna reedición, lo realmente cautivador de las maquetas, los muñecos, trajes y todos los efectos visuales, buffff… No aguanto mas… Puto Jar Jar Binks. Ya podemos continuar, pero hay algo icónico de la saga, algo trascendental: La música. Qué decir de John Williams, de su trabajo y carrera, que nadie le empata; no es broma, este señor está al nivel de Mozart, Chopin o los más grandes.

 

Cambio & Corto.”


[clear]
[margin_10t]

Sombragris  – Escuadrón Canalla

“No me he visto las pelis, pero me encanta X-Wing, en el último Store me pidieron: “haz un esfuerzo, ¿no?”

 

Cambio & Corto.”


[clear]
[margin_10t]

redki – Lavin IV

“Mi primer recuerdo sobre el universo Star Wars lo tengo clavado en mi cerebro. Sería el año 94 o 95, yo tendría unos 5 o 6 años, y mi padre me llevó al cine a ver una reposición remasterizada de El Imperio Contraataca en el cine local. Aún recuerdo lo flipado que me quedé viendo los AT-AT y la batalla final entre Luke y Vader. Creo que eso hizo que me gustara Star Wars durante toda mi vida.

X-Wing ha supuesto otro punto de inflexión, haciéndome devorar muchísimos cómics del Universo Expandido para conocer mejor a todos los personajes que me ha hecho adentrarme aún más en el universo. Por último, The Force Awakens me gustó mucho, y cuanto más la veo más me gusta.”


[clear]
[margin_10t]

Sr. Maru

“Supongo que Star Wars ha estado ahí siempre; de hecho, lo que me cuesta recordar es en qué momento no formó parte de mi vida. Me fui introduciendo en el mundo gracias a los juegos de rol, año 1990 y 2995 pesetas tuvieron la culpa, el juego de ordenador de píxeles desproporcionados, la remasterización de las pelis, la decepción de la saga con los episodios I,II y III, la serie de los ewoks, los muñecos y así podría seguir hasta el infinito.

Me he vuelto a emocionar con la última peli. Levanté los brazos y sentí esa sensación que seguramente sintieron mis padres cuando vieron por primera vez la trilogía original. Ahora juego a esto de las naves, empecé con mi chica, me engorilé con los colegas y disfruto con la comunidad, espero que por mucho tiempo.

 

Que la Fuerza os acompañe.”


[clear]
[margin_10t]

Borja

“Star Wars siempre ha estado de manera latente en mi vida. Ya en 1997, con 6 años, mi padre me hizo la pregunta de “Voy a llevarte a ver una película muy chula que, si te gusta, te llevaré a ver las demás”… La película no sólo me gustó, sino que el VHS estaba todo el día rebobinando la trilogía y llegó un punto en el que pensaba que sería capaz de suplantar a los actores, pues me sabía todos los diálogos.

Desde entonces, he ido coleccionando naves de Micromachines, pósteres, tazas… un montón de merchandising variado que guardo en mi baúl. Al igual que Ness, la llegada de El Señor de los Anillos y la colección de sus miniaturas por parte de Games Workshop marcó un antes y un después en mi vida y dejé durante un tiempo el tema de Star Wars.

Sin embargo, con la llegada a mis retinas de imágenes de X-Wing, las ganas por coleccionar más miniaturas de Star Wars y encima poder disfrutar de ellas jugando tanto con mi novia como con mi grupo de Málaga, me hizo meterme de lleno de nuevo en Star Wars, no sólo quedándome en lo que se veían en las películas, sino que empecé a interesarme en las historias de los pilotos más famosos de la Galaxia y en meter el hocico en comunidades como la de Mercenarios.

 

Y, para despedirme, una frase que es parte de la filosofía de mi vida: “Hazlo o no lo hagas pero no lo intentes” – Yoda.”


[clear]
[margin_10t]

Enrique – Escuadrón Bellota

“Conozco Star Wars desde hace el mismo tiempo que todos los nacidos después de 1977: desde siempre. Cuando nací, la franquicia ya estaba bastante estabilizada, con todas las películas de la primera trilogía en el mercado y un gran universo por explorar. Como casi todo el mundo, siempre he sabido lo que era Star Wars debido al tremendo éxito de la marca. Conocía el concepto Star Wars, pero no fue hasta los 8 ó 9 años que mi madre empezó a contarme historias sobre los misteriosos caballeros Jedi, el malvado Darth Vader o el divertido droide R2-D2; historias que supusieron mi entrada en un camino sin retorno en el universo Star Wars.

La Fuerza prendió en mí como una chispa en el pelaje de un bantha al calor de los soles de Tatooine, y ya no hubo manera de detener el vicio y la enfermedad por Star Wars. Siempre recordaré con cariño una de mis primeras experiencias con la franquicia una vez acabada la trilogía original: el genial Star Wars Yoda Stories (1997, LucasArts). ¡Cuántas tardes desperdiciadas en ese juego! A día de hoy, pasadas dos décadas del primer impacto, sigo fiel al universo del maestro Lucas. He consumido toda clase de productos relacionados con el desarrollo de lo que se conoce como el Universo Expandido: cómics, libros, series de televisión, videojuegos… Incluso recuerdo haber colado alguna referencia en un trabajo de  investigación en la facultad.

Pero no puedo acabar con esto y dejar sin nombrar el X-Wing. A pesar de llevar tan sólo seis meses disfrutando de esta maravilla de juego, puedo afirmar que ha sido un acierto total el entrar a formar parte de la comunidad. Sólo tengo buenas palabras para el Escuadrón Bellota ya que, desde el primer momento, me acogieron como a uno más y pude jugar mis primeras partidas gracias a sus usufructos. Seguiré buscando mi lugar en la galaxia bajo la atenta mirada de los maestros Juanma, Ringo y Adarka, a quienes agradezco toda la ayuda que me dan siempre.

Se despide este granuja estelar agradeciendo a los Mercenarios la oportunidad de darnos un poquito a conocer y el poder participar dentro de un grupo tan divertido.

 

Que la Fuerza os acompañe”


[clear]
[margin_10t]

Juanma – Escuadrón Bellota

“Nací en 1977, el mismo año que se estrenó Star Wars, una nueva esperanza en los cines, por lo que el destino de esta maravillosa saga y mi vida van ligadas desde el comienzo. Los mejores recuerdos de mi infancia van ligados al mundo de Luke Skywalker, Han Solo, Obi Wan, Leia, etc. He coleccionado álbumes de cromos (donde estarán ahora mismo, sniff), he disfrutado de su grandiosa banda sonora, he jugado a las decenas de juegos de ordenador que han salido (todavía recuerdo ese juego de ordenador de naves espaciales llamado X-wing donde no me cansaba de pilotar ese maravilloso Ala Y), no me he cansado de ver una y otra vez esas películas (incluso de las grandes películas de los ewoks), etc. Con eso solo quiero decir lo que ha significado Star Wars para mi y para mi niñez.

Pero eso no es lo más importante del mundo de Star Wars para mi. De lo que más he disfrutado y disfrutaré es de enseñar esta saga a mi hijo Juanma “Elensar”. Como he podido enseñarle y adentrarle en ese mundo tan grandioso hasta el punto de saber mucho más que yo de todos sus personajes y del mundo expandido. Como he podido ver las películas con él en el sofá de mi casa, con los altavoces a todo volumen y escuchar juntos la frase de Darth Vader con la voz del fallecido Constantino Romero (descanse en paz): “Yo soy tu padre”.  

Solo puedo dar las gracias a Star Wars por todos estos recuerdos y por seguir haciéndome un poquito más feliz en esta difícil vida siguiendo haciendo productos de esta saga. Nunca podré olvidar cuando en el Episodio VII “El despertar de la Fuerza” sonó de repente la banda sonora cuando salió las letras STAR WARS en la pantalla y se me pusieron los pelos de punto, volví a ser un niño en ese momento.

También agradecer al juego de miniaturas X-wing que me ha hecho conocer a unas personas maravillosas que llevaré siempre en mi corazoncito. He conocido a muchos miembros del escuadrón bellota como Ringo, Emilio, Enrique, Sergio, Mari, Jorge….. que ya no son solo unos compañeros de escuadrón, sino unos amigos.

Y como detalle, para que veáis hasta qué punto Star Wars ha estado en mi vida. Me casé en 1999, el año que se estrenó “La amenaza fantasma” en los cines. En mi luna de miel, fui con mi mujer al cine a verla.

Sin más ñoñerias se despide este piloto de Ala-X agradeciendo a los Mercenarios la oportunidad de formar parte de esta gran familia y darme la oportunidad desde el principio de ser un Mercenario más.

 

Que la Fuerza os acompañe”


[clear]
[margin_10t]

Jovi

“En una familia con pocos recursos y cuatro hermanos, no teníamos ni para ir al cine, pero en el colegio de mis hermanas ponían una película los domingos a las cinco de la tarde por 25 pesetas. Había siempre un parón en medio y aprovechaban para vender golosinas y snacks para sacar dinero para el viaje de fin de curso. El que programaba las películas era un fuera de serie, pues para colarles a las monjas, Indiana Jones, ET, Tiburón… y Star Wars… Además, una vez te ponían una, sabias que a la semana siguiente iba a caer la continuación.

Con esos pocos medios, nuestros juguetes nos los hacíamos nosotros mismos, y en aquella época de los 80 imagínate a mi hermano gemelo y a mí con dos palos rememorando la pelea de sables de luz de la película del domingo pasado, algún golpe nos dimos…

Con algún año más y algo de dinero, llegaron los juegos de rol, y entre ellos el clásico de West End Games, de dados de seis. Jugar me gustaba, pero estar al otro lado creando historias me apasionaba. Supongo que de aquellos días viene esta faceta de escribir relatos.

Ya entrado en la veintena, y con poco tiempo que dedicarle, los videojuegos han seguido ese mismo camino, sobre todo la saga The Force Unleashed. Me hubiera encantado leer novelas del universo expandido y sin embargo no lo hice nunca.

Ahora, desde la Wave 2, meto mis horas en X-Wing y en leer todo lo relacionado con él en múltiples plataformas, y crear contenidos para mi blog y para Mercenarios. Por supuesto, juego de vez en cuando y, sobre todo, me ha dado la posibilidad de conocer gente muy maja a la que me atrevo a llamar amigos.

 

Para finalizar os diré que Star Wars es para mí un acompañante durante toda la vida, algo que no se ha alejado nunca demasiado tiempo, que siempre ha mantenido el espíritu de aquel niño que con siete u ocho años abría los ojos todo lo que podía en aquel cine de colegio de barrio.”


[clear]
[margin_10t]

Edu Fett

“Mi relación con Star Wars ha estado llena de altibajos, algo así como Anakin con el Lado oscuro. Una continuidad en mi vida que nunca ha dejado de acompañarme y que nunca lo hará.

1981: Como buen hijo de los 80, veo películas en un sistema ya desaparecido y que seguramente los niños ratas de hoy en día ni les sonará, el vídeo BETA. Mi padre es un amante de las nuevas tecnologías y cada semana trae a casa películas para ver en nuestro flamante vídeo. Recuerdo con felicidad muchas de esas cintas, básicamente las de dibujos animados, que veo una y otra vez mientras mi madre me embucha la comida. Un día trae a casa E.T. y me impresiona tanto que por la noche tengo horribles pesadillas.

1988: Mi padre, preocupado y sintiéndose culpable, aparece con la cinta de “La Guerra de las Galaxias”, pensando que me iba a encantar. Pero no, pasé mi infancia teniendo pesadillas con E.T. y Yoda. Y es que yo era un niño muy influenciable. Un cagón vamos.

1993: Años más tarde y ya en VHS empiezo a devorar todas las películas que existen de la saga, ¡y me encanta!. Me fascinan tanto que, con 12 años, ahorro la paga de un año entero para poder tenerlas todas. Y siguieron en mi estantería durante muchos años, como una reliquia familiar ancestral, el tesoro que dejaría a mis futuras generaciones. Hasta que un día alguien decide que es tecnología desactualizada y las tira a la basura. Gracias mamá.

1999: Pero no me importa porque por aquel entonces se estrena “La amenaza Fantasma”. Y allí estoy yo en primera fila con mi cubo de palomitas, como un niño viendo sus dibujos favoritos, hasta que (insertar comentario hater)…

2015: Me levanto de la butaca del cine para aplaudir. Es la segunda vez que veo “El Despertar de la Fuerza”. La veo en VOSE porque es mucho mejor. A mi lado mi mujer, se avergüenza de mí, pero a mi me da igual. Qué bien están todos los actores, que pena lo de Han, para mí Carrie Fisher siempre será la loca de los gatos.

2026: Llevo a Leia al cine para ver Star Wars Episodio X. Llevamos camisetas a juego, la mía pone “Jedi master” y la suya “Padawan en prácticas”. Su madre me ha dicho que no la atiborre a palomitas, pero yo me siento el mejor padre del mundo…”


[clear]
[margin_10t]

Darth Mazaius (Asier)

“Pues  como buen crío nacido en los 90, lo que a mí me tocó disfrutar en primera persona fue la nueva trilogía, la de los Episodios I, II y III, trilogía a la que, sintiéndolo mucho y ganándome muchos haters, tengo mucho cariño. La razón principal es que para alguien nacido en ese momento, sin conocer la trilogía original, y sin apreciar ésta como haría años después, películas como La Amenaza Fantasma eran realmente increíbles. Así que sí, me gustan, lo siento pero es lo que hay. Recuerdos de la infancia, qué se le va a hacer.

Todo empezó pues, con esas películas, pero lo cierto es que lo que realmente me metió en el mundo de Star Wars fueron sus videojuegos. Es más, gracias a estos acabé incluso haciendo una amistad que a día de hoy se mantiene (de hecho se mantiene muy unida a Star Wars, que cosas…). Probablemente los mejores recuerdos que tengo de este mundo sean los ratos que pasé de pequeño jugando con ese amigo, Dani  y con mi primo a juegos como el Star Wars Battlefront 2 y, sobre todo, la vez que mi madre me llevó a ver al cine La Venganza de los Sith, tarde a la que acudí siendo pequeño pero más excitado que Jar Jar puesto de coca hasta las manillas. La pobre se durmió porque no le interesaba absolutamente nada, pero aun así allí estuve, así que una vez más, gracias mamá.

 

Ahora mismo, y desde hace ya un tiempo, sigo unido a Star Wars por muchos motivos; es más, no tengo ninguna intención de que esto cambie: el universo expandido, las nuevas películas, X-Wing, series como Star Wars Rebels… Simplemente, por los recuerdos y las horas de diversión que este universo me ha dado, se merece que siga pendiente, entre otras cosas porque sé que todavía me quedan muchas horas más.”

 

 

 

Comentarios

Comentarios
  • Dracos1

    Mayo 4, 2016

    Sombragris de Escuadrón Canalla, es un crack. “Ni la he visto ni me importa” jajaja. Es curioso ver que depende de cada generación que seamos guardemos mejores (o peores) recuerdos de una trilogia u otra. Yo soy de la primera, la revolución del “western del espacio” cómo lo clasificó algún crítico, para mí lo mejor en cine de ciencia ficción. Aún así la segunda no me pareció mala y me gustó. La gran decepción fué Episodio VII, supongo que esperaba más, más explicaciones, más guión, más naves, más todo (sé que Darth Vader es insistituible pero vamos, malos así de tontorrones en ninguna de las anteriores…)”.

    Una manera muy original de celebrar el día de Star Wars y daros a conocer un poco más. ¡Saludos dsd Barna Mercenarios!

    Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *