2 Visualizaciones
0

¡Saluuuudos mercenarios! La de tiempo que hacía que no escribía toda una entrada en el blog… y es que mis pupilos lo hacen genial y así me dejan tiempo para poder gastarme el dinero del blog en mariscadas y operaciones de alargamiento de p…

Ahora en serio, os vengo a hacer un mini reportaje del regional de Zaragoza que recién acabo de llegar de allí. Esto no va a ser un report extenso con muchas listas y demás, no, eso se lo dejo a los otros mercenarios que lo hacen mejor. Os voy a contar cómo fue mi vuelta a los tapetes y un poco mis sensaciones del regional.

Pero primero tenemos que empezar por el “¿por qué deje de jugar a X-Wing?”. La historia se remonta 8 meses atrás: en un torneo casual en Friki Planet Badalona empecé a blanquear de una manera desmedida. Si mal no recuerdo, fueron 20 tiradas sacando casi todo blancos, una tras otra, fue una hecatombe personal como jugador. Ese día decidí dejarlo un tiempecito, porque además estaba muy saturado del juego debido al blog, Youtube, grupos de Whatsapp, etc.

La verdad es que no pensaba que estaría tanto tiempo sin jugar, ya sabéis que X-Wing me encanta y la comunidad (mi amigo Paco y su cuñao) no paraba de decirme que volviera. Pero sinceramente, hasta que no me he visto con ganas no he vuelto. Y esta vez me he hecho la promesa de no llorar nunca más por tema dados. Me he autoconvencido de que este es un juego de dados, suerte y estadísticas, algo que no puedes influir de ninguna manera (a menos que… Ya sabéis… Agua y sal…), por lo que enrabiarse por eso es de tontos. Os voy a dar un consejo, si estáis como yo agobiados y cansados de manquear dejarlo por un tiempo, es lo mejor que podéis hacer.

¿Y el regional de Zaragoza? Como decía, al cabo de 8 meses decidí que mi regreso triunfal (meh) a X-Wing sería en el regional de Zaragoza. Evento al que le tenía muchas ganas, que organizaba y acudía gente que le tengo mucho aprecio. Mi idea era practicar antes con mi lista, pero por motivos varios no pude, así que fui allí más virgen que Paco el día de su primer roce. Os dejo a continuación mi lista, madafakas:

 

Edu Fett (98/100)
Dengar (Saltador Maestro 5000)

  • Máximo Esfuerzo (3)
  • Motor Mejorado (4)
  • Castigadora (12)
  • Droide Astromecánico Desquiciado (1)
53
Bossk (YV-666)

  • Instinto de Veterano (1)
  • Cañón Mutilador (4)
  • Boba Fett (1)
  • Greedo (1)
  • Droide de Seguridad K4 (3)
45

 

Con esta lista en ronda 1 me enfrenté por casualidades de la vida (o por tongo de Jovi (es broma (tío que no se puede meter tantos paréntesis))) a Urifici, uno con los que fui al regional. Urifici llevaba Dengar/Boba y me dio un repaso de los bueno. Esa fue una partida más de recordar todas las mecánicas de juego que de otra cosa porque por mucho que estés en contacto con el juego con tanto tiempo sin jugar se te olvidan muchas cosas. Esa desfloración me fue bien para ponerme las pilas otra vez y dar un poco (solo un poco) más de caña en las otras partidas. Además, Urifici tuvo mucha paciencia conmigo y me dijo algunos truquitos para llevar mi lista. Uri, ailoviu.

Segunda ronda, otro Dengar/Boba delante, con otra configuración pero lo mismo al fin y al cabo. Esta vez iba con una idea fija en la cabeza: matar algo. Y vaya que si lo hice, después de “pirulear” con Dengar y ser más precavido con Bossk conseguí matar a su Boba y dejar a su Dengar solo con dos de casco. Al final perdí, pero me lo pasé genial con mi contrincante y aprendí de mis errores (poco eh).

Tercera ronda: después de darle la chapita de rigor del blog, empezamos las “toñas”. Delante de mí, una lista romántica: Lando en el Halcón y Luke Skywalker (!). Mi contrincante, un chaval, muy majo por cierto, iba muy de tranquis volando precavidamente. Sin hacer mucho ruido, consiguió hacerme varios daños a mis pilotos, yo le quité a su Artillero con Boba tripulante, volaron partes de R2-D2 por todo el espacio. Pero al final le destruí sus naves y, ¡oh! Amigos míos… después de 8 meses sin ganar, mi primera victoria me sentó como el primer polvo de mi vida (Paco aún no sabe que es eso).

En la cuarta ronda, un Corran/Dash me mira con cara de deseo. Mi contrincante despliega espalda con espalda y marmolea por las esquinas, una nave muy separada de otra. En ese momento pensé… ¿Qué pasaba si se separaban tanto las naves? ¡A por una a cuchillo! Y así fue, volé cual grácil paloma a por Corran, le enchufé con todo mi arsenal y cayó en un turno (quizá fueron dos). Le hice, lo que podríamos llamar, un headshot. A partir de ese momento, fue un corre que te pillo “piruleando” por los asteroides para cazar a Dash, no sin antes comerme 3 o 4 de ellos. Al final le arrinconé en una esquina y le di con todo. El jodido cayó peleando, os lo puedo asegurar.

En la última ronda fue cuando me destrozaron, literalmente (bueno no literalmente pero eso siempre le da hype al texto). Justamente estábamos comentado con alguien fuera las jugadas anteriores y yo dije “pues a mi aún no me han tocado ases” y pam; llego a la mesa y me encuentro con ases. La verdad poco que comentar, me violaron de lo lindo. Cagada mía por llevar a Dengar en todo el mogollón de la batalla. Cagada. Duré poco, en 5 o 6 tiradas de dados se acabó.

Bueno mercenarios, creo que por hoy ya os he comido la cabeza mucho. Y os repito que este no es el report del regional de Zaragoza oficial del blog 😛 . Solo acabar diciendo un par de cosas: muchas felicidades a toda la organización del evento, estuvo todo de 10, lo malo es la resaca de caballo. Y segundo, dar las gracias a todos el mundo por ser tan majos y hacer que un regional genial se convirtiera en uno épico. Y ahora me voy a dormir y a recuperar neuronas después de este fin de semana brutal. Corto comunicación.

Os dejo fotiquiñas de Leire:

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *