57 Visualizaciones
2

Buenas, compañeros!!

Aquí estoy otra vez para hablaros de uno de los pilotos protagonistas de la saga que nos ha unido a todos en la fuerza.

Luke es un humano de 1.72m, rubio, de ojos azules, sensible a la fuerza e hijo del caballero Jedi Anakin Skywalker y la senadora Padme Amidala.

Nació en Polis Massa, una colonia alejada de las principales rutas comerciales y viajes intergalácticos que está integrada en un cinturón de asteroides. Allí, su madre falleció tras dar a luz a Luke y su hermana Leia tras huir de su padre Anakin, quien intentó matarla tras sucumbir definitivamente al lado oscuro de la fuerza. Fue Obi-Wan Kenobi quien la llevo allí tras derrotar a Anakin.

Para salvaguardar a Luke y a Leia de la alargada sombra del recién nombrado emperador Palpatine, Obi-Wan llevó a Luke con sus parientes más cercanos: su tio Owen y su tia Beru, en el remoto planeta Tatooine donde permanecía escondido. Mientras, en la distancia, Obi-Wan vigilaba su bienestar camuflado como un ermitaño. Su hermana melliza Leia fue adoptada por el Senador Bail Organa y fue llevada a Alderaan, separando así a los hermanos para que fuera más difícil encontrarlos.

Luke creció en la granja de su tío Owen ignorante de su herencia, demostrando buenas habilidades como piloto, ansioso de emociones queria alistarse en la flota imperial pero su tío se lo negó en varias ocasiones.

Un buen día llegaron a la granja los androides C3-PO y R2-D2 que, huyendo del imperio (pues R2-D2 llevaba ocultos en su interior los planos de la Estrella de la Muerte), fueron capturados por los Jawas y vendidos como droides de mantenimiento a Owen.

Mientras Luke limpiaba el armazón del pequeño astromecánico R2-D2 mostró sin querer, debido en parte al mecanismo de control, una parte de un mensaje de la princesa Leia destinado a Obi-Wan Kenobi. Cuando Luke retiró el perno de control para poder visualizar el mensaje completo R2-D2 se negó a emitirlo. Más tarde, el droide huyó durante la noche para entregar su mensaje.

Luke partió a la mañana siguiente en pos del desaparecido droide, pero al encontrarlo fue atacado por los moradores de las arenas de Tatooine. Por suerte, Obi-Wan apareció para rescatarlo. Una vez a salvo en el refugio de Obi-Wan, R2-d2 reveló el mensaje completo que revelaba su herencia y le entregó el sable de luz de su padre a la vez que le solicitó su ayuda en la futura misión, a lo que Luke se negó.

Volviendo hacia su hogar, encontraron a los jawas que les habían vendido los droides ejecutados. Por las pistas que vieron, dedujeron que habían sido los soldados imperiales en busca de los droides perdidos. Luke, tras comprender la implicación de todo ello corrió hacia su hogar, pero llegó tarde: sus tíos habían fallecido en manos del imperio y todas sus propiedades quemadas. Al hallarse ahora sin nada que le atara ya y posiblemente marcado por el imperio como objetivo, decidió acompañar a Obi-Wan en su cruzada.

Tras esquivar a las fuerzas imperiales que les buscaban contrataron a un contrabandista llamado Han Solo, al que acompañaba de su fiel Wokkie Chewbacca, con su ayuda consiguieron huir de Tatooine en el Halcón Milenario propiedad de Han solo.

Una vez evadidas las fuerzas imperiales se dirigieron a Alderaan, durante el trayecto Obi-Wan empezó a entrenar a Luke en los caminos de la fuerza.  Pero al llegar a su destino se encontraron una desagradable sorpresa, el planeta había sido destruido por la nueva superarma del imperio: la estación espacial de combate la “Estrella de la muerte”.

El Halcón milenario fue capturado por el rayo tracto de la estación, pero los pasajeros ocultándose en el compartimento de contrabando de la nave.

Luke y Han infiltrados como soldados imperiales lograron rescatar a la princesa Leia que había sido capturada y estaba prisionera en la estación de combate, gracias a que fue localizada por R2-D2 al conectarse a la base de datos de la misma. Lograron huir gracias a que Obi-Wan desactivo los rayos tractores gracias a sus habilidades Jedi y posteriormente garantizo su huida con su sacrificio enfrentándose a Darth Vader.

Tras llegar a puerto seguro en la base rebelde de Yavin 4, estudiaron los planos de la Estrella de la Muerte encontrando un punto débil, un ataque con torpedos de protones en un punto determinado provocaría la explosión de la estación. Han decidió marcharse pues las deudas que tenia por saldar con Jabba el Hutt le hacían temer por su vida.

Sin embargo las fuerzas imperiales habían puesto un localizador en el Halcón milenario y se dirigían hacia la base rebelde, por lo que el tiempo actuaba en su contra.

Las fuerzas rebeldes compuestas por cazas X-wing y Cazas Y se dirigieron raudas contra la estación espacial para evitar la destrucción de la base rebelde. Algunas cayeron, pero se acercaron a su objetivo. Ante la amenaza de los cazas, el propio Darth Vader salió en pos de las fuerzas rebeldes causando cuantiosas bajas entre los rebeldes, de manera que siendo de los últimos pilotos aun en combate Luke se dirigió al objetivo seguido por amigo de la infancia Biggs Darkligther.

Vader alcanzo rápidamente a los cazas X-wing derribando a Biggs que cubría la espalda de Luke y cuando se disponía a abatir a Luke, Han Solo apareció justo para salvarlo lanzándose disparando con el Halcon Milenario contra los cazas enemigos desperdigándolos de manera que dejo a Luke libre para cumplir su cometido.

Luke, aconsejado por el espíritu de Obi-Wan, se concentró en la fuerza y consiguió encajar el disparo con los torpedos de protones que finalmente destruyo la Estrella de la Muerte.

Una vez descubierta la localización de la base rebelde y activamente buscados por el imperio, nuestros héroes se refugiaron el helado planeta Hoth.

Allí, Luke, en una misión de exploración, fue atacado por un wampa del cual consiguió huir gracias a sus incipientes habilidades de la fuerza. Durante su huida, tuvo otra revelación del espíritu de Obi-Wan donde le indicaba que buscara a un maestro en el planeta Dagobah. Poco después, gracias a la ayuda de Han Solo que había partido en su busca, consiguió llegar a la base rebelde.

Esta vez, la base rebelde fue descubierta mucho antes y las fuerzas imperiales lanzaron un ataque masivo ante el que los rebeldes no tuvieron más opción que huir.

Mientras que Han Solo, acompañado de su copiloto Chewbacca y la princesa Leia, se refugiaron en la base minera de Lando Calrissian, Luke se dirigió a Dagobah.

En Dagobah, Luke encontró no sin alguna dificultad al maestro Yoda que, aunque reticente, empezó a entrenarle como caballero Jedi. Durante su entrenamiento, Luke tuvo una premonición de la fuerza donde vió a sus amigos en peligro y, aunque Yoda su maestro le advirtió que no fuera, él partió al rescate de sus amigos.

Efectivamente, en la Ciudad de las nubes, los compañeros de Luke habían caído en las garras de Darth Vader que había hecho un pacto con Lando para que éste pudiera preservar su ciudad. Luke, consiguió esquivar la trampa de Vader para congelarlo en carbonita a duras penas y perdiendo su mano derecha en el enfrentamiento, antes de conseguir finalmente huir de él, Vader le confesó que era su padre.

Finalmente, Lando al sentirse traicionado por Vader al cambiar su trato, liberó los compañeros de Luke excepto a Han Solo que fue entregado a Boba Fett como pago por sus servicios al Imperio.  Ellos pudieron recoger finalmente a Luke que les indicó donde encontrarle con sus nuevas habilidades de la fuerza y huyeron a bordo del Halcón Milenario.

Luke, finalmente acabó su entrenamiento como Jedi y su maestro le confesó que verdaderamente Darth Vader era su padre antes de morir plácidamente por su vejez. Mientras sus compañeros habían localizado a Han Solo, se encontraba a manos de Jabba el Hutt.

Después de que Leia y Lando se infiltraran en la fortaleza de Jabba para tratar de rescatar a Han sin éxito, Luke apareció allí para intentar negociar un rescate pero no tuvo éxito y fue retenido por Jabba, que le enfrentó contra un Rancor. Luke, consiguió derrotar al Rancor pero posteriormente fue llevado al Hoyo del Sarlacc donde Jabba pretendía ofrecérselo como alimento junto a Han. Fue aquí donde Lando y R2-D2, que estaban preparados, pusieron en marcha el plan final: Jabba murió estrangulado por la cadena con la que retenía Leia por la mano mientras sus compañeros acababan con los secuaces de Jabba y huyeron todos tras hacer explotar su barcaza aerodeslizadora.

Otra vez todos juntos al fin en la nueva base rebelde Mon Mothma les rebeló que una nueva Estrella de la muerte estaba en construcción pero, afortunadamente gracias al sacrificio de los espías bothan, tenían los planos.

Esta vez, debían coordinar un ataque naval mientras un equipo de superficie desactivaba los escudos emitidos desde la luna de Endor que protegían la construcción.

Luke y sus compañeros se unieron al equipo de superficie mientras que Lando a bordo del Halcón milenario dirigiría el ataque naval.

Una vez en la superficie del planeta, Luke detectó gracias a la fuerza que Darth Vader también estaba allí y, para proteger a sus compañeros, fue a su encuentro. Vader llevo a Luke ante el emperador que les esperaba en la nueva Estrella de la muerte. Palpatine instigó a que Luke se uniera al lado oscuro de la Fuerza mostrándole que todo era una trampa urdida para acabar finalmente con la rebelión.

Luke peleó contra su padre mientras sus amigos se enfrentaban a las tropas imperiales para destruir el generador de escudos. Finalmente Luke derrotó a Darth Vader, pero se negó a servir al emperador en el lado oscuro por lo que Palpatine le ataco con sus rayos de la fuerza para eliminarlo.

En la superficie, gracias a la improvisada ayuda de los Ewoks, las fuerzas rebeldes consiguieron destruir el generador de escudos, por lo que Lando Calrissian seguido de Wedge Antilles y varios pilotos más emprendieron el vertiginoso ataque al interior de la estrella de la muerte.

Darth Vader viendo la indefensión de su hijo ante el poder abrumador del emperador finalmente volvió a la luz y interponiendo su cuerpo entre los rayos de fuerza y Luke consiguió atrapar  al emperador y arrojarlo a uno de los del interior de la Estrella de la Muerte, pero sus heridas tras el enfrentamiento con Luke y el emperador eran graves y murió finalmente en brazos de su hijo.

Luke consiguió huir de la estación espacial en construcción en una lanzadera justo a tiempo pues el escuadrón rebelde de Lando y Wedge consiguieron llegar al núcleo de la Estrella de la muerte y hacerlo estallar para a continuación huir a toda velocidad.

Una vez liberada la galaxia de las tiránicas garras del emperador y  sus terrores tecnológicos se avecinaban tiempos de cambio para nuestros héroes.

Mas adelante seguiremos viendo las aventuras de Luke y sus amigos, espero que os haya entretenido.

Hasta pronto, comandantes y almirantes!!

Comentarios

Sobre el autor
Salvi

Salvi

Miembro del escuadron Fox. Entusiasmado desde pequeñín a Star wars, devoro todos los libros y cómics que llegan a mis manos, jugador de X-wing y wargames en general también juegos lcg y de tablero. Miembro del escuadron Fox de x-wing.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *